China, a por las constructoras españolas para conquistar Latinoamérica